El terrorismo no mata la esperanza

Alexandra Hernández solo tiene 11 años. A pesar de su corta edad, sostiene dos ideas: la pasión por la visualidad cinematográfica y el horror que causa el terrorismo, del cual ningún niño debería ser víctima.


Top News