Un fuego sin apagar al que no debe añadirse leña

Exacerbar en pleno siglo XXI contradicciones que se remontan al año 632, pone en la hoguera la convivencia de un conglomerado que supera los 1 200 millones de personas