Médico formado en Cuba atiende gratis en Chile


Tomado de CiberCuba
Trabaja en una clínica privada, pero todas las semanas este médico chileno se traslada con su camilla plegable para atender gratuitamente a ancianos que no tienen recursos.
Por eso, a Luis Astudillo se le ha bautizado como el doctor de los pobres, el doctor de los ancianitos o el doctor del pueblo. Tan solo en el año 2017 atendió a unos 600 de estos pacientes necesitados de asistencia.
“Opto por la vida y la esperanza”, dice este galeno que se desplaza para asistir a esos que quedan en territorio de nadie, que están abandonados.
Graduado en Medicina General en Cuba, este doctor empezó en el año 2014 a realizar sus operativos gratuitos en una comuna popular de Santiago.
“Haber estudiado Medicina en forma gratuita, también marca bastante porque lo empuja a uno a querer devolverle a querer pagarle a la sociedad”, comentó en esta entrevista concedida hace unos años.
Luis Astudillo se le ha bautizado como el doctor de los pobres, el doctor de los ancianitos o el doctor del pueblo chileno.
“Si uno lo piensa ayudar no cuesta nada, es gratis. Lo único que cuesta es el tiempo y eso se paga con el amor y cariño que recibes”, ha declarado en múltiples ocasiones.
“Hay personas que ganan muy poco, sobre todo los adultos mayores, uno no puede estar ajeno a eso” repite cada vez que se le pregunta por su labor solidaria.
Rescata medicamentos que se quedan en las consultas, más otros que pide a los visitadores médicos para darlos a quienes no tienen recursos para comprarlos.
“Me parte el alma ver las filas que se arman en los hospitales, me parte el alma ver que hay gente que se muere esperando una atención médica (…) Es muy injusto porque la salud debería ser un derecho fundamental y trato de aportar un granito de arena”, añade.
La salud debería ser un derecho fundamental y trato de aportar un granito de arena
A los pacientes, por su parte, no les son suficientes las palabras para agradecerle a quien pone humanidad donde otros solo dejan indiferencia.
“Ha sido una cosa caída del cielo” sentencia una, “nunca nos ha dicho que no”, comenta otra.
Según un reportaje publicado por La Nación hace unos años, Astudillo siempre soñó con ser Médico Cirujano. Nació en Iquique, una ciudad costera al norte de Chile, pero vivió parte de su infancia en Río de Janeiro, Sao Paulo y después en Francia. Luego regresó a su país natal, en el año 1994, donde finalizó sus estudios de secundaria. Un tiempo despés decide viajar a Cuba para cursar los estudios en la Escuela Latinoamericana de Medicina, donde obtuvo el título de Médico General.
Además de a los más pobres, este hombre ha ayudado también a los migrantes que viven en su país. Durante una época asistió a una comunidad de casi 700 haitianos que viven en La Victoria, en el centro-sur de Santiago de Santiago de Chile.
Recientemente, Luis fue elegido como Superchileno del año 2017, del concurso de Chilevisión.


Top News