La utopía de la biblioteca ideal

¿Es posible hablar de una biblioteca ideal? “Las listas de una ‘biblioteca ideal’ pecan siempre de alguna arbitrariedad y suelen tener un valor epocal, refigurado con el paso de los años gracias al número de ediciones y de lectores que puede llegar a poseer un libro, por la entronización de determinados autores a cargo de la academia o de colectivos fanáticos, o por el reconocimiento tardío de ciertos valores que han pasado siglos en el desván del olvido (…). No hay más que ver la lista de los autores premiados con el Nobel de literatura para darse cuenta de que muchos de ellos subieron al Parnaso del canon literario —como pasó con el parnaso cervantino— para caer de él al cabo de pocos decenios, si no años: véase el caso de nuestros Echegaray y Benavente, o los casos de R. C. Eucken (Alemania), W. Reymond (Polonia), o E. A. Karlfeldt (Suecia)”, escribe Jordi Llovet en el artículo que protagoniza la portada del próximo número de Babelia. Seguir leyendo .


Top News