Ciencia y decisiones públicas

A finales de agosto se publicó una peculiar fotografía del presidente Trump. Observaba el eclipse solar sin ninguno de los filtros recomendados por los expertos. Pocos días después se publicó que su Gobierno estaba tratando de frenar las investigaciones sobre los riesgos de los trabajos mineros. Después disolvió al comité que estudiaba los efectos del cambio climático. La lista podría alargarse. Lo único que estos ejemplos ponen de manifiesto no es sólo, desde luego, el desdén del presidente por la ciencia en general, sino por aquella que cuestiona la manera en la que se desarrollan ciertos negocios. Seguir leyendo .


Top News