El suplicio de los que necesitan atención médica en Colombia

Enfermarse en Colombia duele el doble. Se carga con el padecimiento físico y con la impotencia de tener que rogar para ser atendido por el sistema de salud. No importa la enfermedad, ni la urgencia, en el país todos los días se escucha un nuevo caso. Amparo Martínez Pérez se ha despertado las últimas semanas con la incertidumbre de saber si ese día sí recibirá una llamada que le confirme las sesiones de quimioterapia que su hermana Maryann, de 21 años, espera desde agosto, la última vez que le hicieron una. Le diagnosticaron linfoma de Hodgkin en 2011 y desde entonces ambas han tenido que lidiar con un sistema que parece que no reconociera a la salud como derecho fundamental. Seguir leyendo .


Top News