“Reírse mucho, lujuria intensa”

"Reírse mucho, lujuria intensa; poca carne en los muslos, valentía; afición por la música y la conversación, deseosa de hacer el amor; pene largo y grueso, mal carácter; nalgas altas, vagina ancha..." Médicos, astrólogos, echadores de cartas, alquimistas... los expertos otomanos del siglo XVI consideraron que estas premisas eran la ciencia de la fisonomía aplicada a las mujeres y los hombres. Y las plasmaron en un iluminado códice titulado El libro de la felicidad , un regalo que el sultán Mourad III quiso hacer a su hija favorita Fátima para que encontrara en él los caminos hacia la plenitud. Un incunable completado con tablas de interpretación de sueños, lecturas zodiacales, leyendas y cuentos o profesiones asociadas a planetas en un sin fin de colores y oro plasmado en miniaturas. Seguir leyendo .


Top News