¿Es posible medir un abrazo?


 

Antonio apenas caminaba, era un niño cuando llegó al Centro Médico Psicopedagógico “Modesto Fornaris Ochoa ” de la ciudad de Holguín. Con una vida en la que faltaron los colores, pese a sus 38 años la añoranza no lo abandona. A veces va al encuentro de la trabajadora social, sin saberla en títulos o profesiones, solo por ser su amiga y llora, pide que lo lleven con su familia. Entonces recibe una y otra vez la misma respuesta: “aquí es donde vas a estar mejor, nosotros somos tu familia”.


Top News