Hermanos Saíz: eternos en la memoria del pueblo cubano


Por Ronald Suárez Rivas/ Periódico Granma.

Antes de herirlo de muerte, una de las balas que estremecieron al pueblo dañó para siempre el mecanismo del reloj que Luisito llevaba consigo aquella noche. Desde entonces, como fieles testigos de uno de los hechos más tristes que se recuerdan en Vueltabajo, sus manecillas marcan la hora exacta de la barbarie: 8:25 p.m.

Top News