Los nuevos ‘papás’ del golf

Fue en el año 2000, y en otro US Open, cuando Tiger Woods grabó para la historia uno de sus devastadores récords: 15 golpes de ventaja sobre el segundo clasificado para ganar el grande estadounidense, la mayor renta conocida en la era moderna. Eran los tiempos de la tiranía de Tiger, que ahora, a los 41 años, mira desde la camilla de rehabilitación en qué se ha convertido el deporte que él gobernó. Hoy nadie da un golpe sobre la mesa, todos opositan a un grande. La victoria el domingo del estadounidense Brooks Koepka en el US Open de Erin Hills supone el octavo triunfo consecutivo de un golfista diferente en un major, y el séptimo seguido que celebra un primerizo en cuanto a coronas del Grand Slam. Seguir leyendo .