Turismo y cuentapropismo no encuentran la línea común

Con el tercer polo turístico al norte de sus costas, Ciego de Ávila no posee semejante privilegio tierra adentro y solo 173 casas de alojamiento y 11 paladares prestan servicios en moneda convertible, inscribiéndose a un sector que desde ya proyecta 1 500 habitaciones en Cayo Paredón; un recodo de Jardines del Rey, hasta ahora subestimado.


Top News