Más que lluvias y sequía

La campaña de frío comienza el primero de septiembre y concluye al cierre de febrero, este año los agricultores pinareños al asumirla arrastraban un atraso de 5800 hectáreas (ha), pendientes de la etapa de primavera como consecuencia de la sequía.